De Alberto Dorado

Color ambar de reflejos dorados, brillante y limpio. En nariz es un vino con notas yodadas punzantes, nueces, recuerdos licor de almendra amarga, cierto punto también a brandy, junto con elementos pasificados como los higos y orejones, azúcar tostada o miel. Aromas punzantes, con cierta mineralidad. En boca es un vino de entrada ligera, buena acidez. Al igual que en nariz se nota su crianza oxidativa bien acompasada y estructurada dentro de un todo. Repetimos en boca los elementos percibidos en la fase ollfativa: avellas, nuez, miel con toques ahumados, tabaco, sensaciones yodadas. Es un vino que tiene permanencia en boca, complejo, con personalidad.

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar