Vino Fino Tres Palmas: Cerca del cielo jerezano


Color amarillo ambarino, limpio, brillante, buena y amplia lágrima, muy glicérico.

En nariz es un mundo, hay intensidad, variedad, evolución, complejidad; esta todo allí: los frutos secos, la salinidad, mineralidad, maderas de crianza con su humedad, su albero, su evolución a crema tostada y manzana asada. Yademás dura y dura.

En boca es amplio, con cuerpo, seco, seco, elegante, complejo, con especias, minerales, tostados, destacada presencia de frutos secos (nueces), se nota alcohol aunque sin desagradar.  Muy persistente.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar