Contino blanco 2010

Vino Contino blanco 2010

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
94
Puntuación Media:
8,8
Calidad-precio:
7,8

Bodega: Viñedos del Contino ( Laserna )
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Blanco
Graduación (vol): 14,00%
Varietales: 70% viura, 20% garnacha blanca, 10% malvasía.
Precio aproximado: De 20 a 29,9 €
Descripción

Elaboración: Parte fermentado en inox y parte en madera, donde permanece unos 5 meses antes de volver a depósito.

Varietales: 70% viura, 20% garnacha blanca, 10% malvasía.

Consumo: 2012 - 2015

Envejecimiento: Intervalo de consumo recomendable: 2012 - 2015.

9 Opiniones de Contino blanco 2010

Visual: De color amarillo miel intenso.

Olfativa: Muy buena intensidad, complejo, elegante, dulce, con membrillos, toques florales, fruta madura, ligeros ahumados y barnices, finos oxidativos e hidrocarburos (mineral).

Gustativa: Contrasta con la madurez de la nariz, su paso por boca es con nervio y frescura, ligera untuosidad, elegante, amplio, justa grasa, muy agradable, excelente acidez, con mucha longitud, final complejo con toffes.

Su paso por boca nos hace pensar que aun puede aguantar y mejorar algo en unos años.

Intenso amarillo, con destellos brillantes, aspecto glicérico casi oléico.

Nariz que empieza aportándonos anisados (hinojo, anís estrellado), tostados de barrica, cáscara escarchada de limón, mantequilla fresca, algo de flor blanca.

Su entrada en boca va enmarcada en esa madera que no deja sobresalir al resto de matices. Vainilla, bien entramado, buena amplitud, paso graso con recuerdos a ciruela amarilla. Buena permanencia, con amargor final. Después de todo esto esperaba algo más.

Qién ha dicho que en Rioja no se hacían buenos blancos. Siempre ha habido, pero últimamente se están encontrando algunos muy interesantes. Color amarillo con toques verdosos. En nariz buenos aromas, notas de tostados, especias, fruta blanca y algo de cítricos. En boca es un vino que entra muy bien, ligero, graso, muy bien de acidez y largo en boca. Muy bueno.

Amarillo pajizo con ribete pálido y aspecto limpio con lágrima fina.
Nariz fresca y con buena intensidad de frutas blancas de hueso junto a especias finas y tonos florales y herbaceos, tonos cítricos y finas notas de caja de puros. Fondo mineral con repuntes de almendra fresca. Conjunto elegante y profundo pero sutil.
En boca es franco, con frescura inicial de mineral y cítricos pero untuoso al tacto, buena presencia de frutas blancas y flores frescas, especias (pimienta blanca, laurel), finos ahumados y frutos secos con leve fondo lacteo. Recorrido amplio y cremoso, con acidez fina y refrescante y ligero amargor que le da profundidad al conjunto. Final de boca largo y untuoso.

Amarillo pajizo brillante con destellos dorados. Nariz bastante expresiva, de buena intensidad, con profundidad, hay ligeros recuerdos tostados y alguna vainilla sobre un fondo de fruta con hueso (ciruela amarilla), algo de fruta blanca (pera Williams), recuerdos a flor blanca y algún apunte cítrico. Perfil serio. En boca tiene buen ataque, con cierta untuosidad, trama compacta pero ligera, bien de acidez, es largo, con estructura media y bien perfilado.

Color amarillo pajizo, brillante con una fina lágrima. Aromas de cítricos (pomelo y lima) y fruta blanca (pera y manzana verde) que a duras penas van surgiendo sobre una intensa nube de tostados de la barrica, toques de clavo y vainilla con ligeros especiados (pimienta blanca), recuerdos de tomillo, fruta del hueso que destacan gracias a recuerdos de orejones e hierbas secas de fondo. Fresca entrada en boca, recorrido con toques amargos muy intensos, buena acidez, potente y que no deja indiferente y notable persistencia. Final muy largo y postgusto de fruta cítrica y toques lácteos.
Necesita algo más de botella e irá mejorando en equilibrio.

Dorado algo pálido.

Muy buena intensidad. Fruta blanca y de hueso, cítricos, notas de frutos secos y especias dulces.

Muy buen ataque. Graso, sedoso, fruta de hueso, buena acidez, envolvente. Paso sedoso. Muy buena amplitud. Postgusto largo a cítricos con un punto amargo.

Aunque no es precisamente mi estilo, he de reconocer que me gustó. No lo encontré tan pesado como otros blanco riojanos, bastante más pasados de madera y con menor acidez.

     La sala de cata olía un poco a productos químicos y a gasoil pero - creando una corriente de aire - el tufo desapareció en un decir Jesús. Jesús Madrazo - en ese preciso instante - irrumpió en este antiguo garaje para tractor y una tenue sonrisa apareció en sus labios : Disfraz había llegado demasiado pronto a la cita con su destino. Una mano elegante me vierte con cuidado vino blanco en una copa y - ¡ pfuit ! - el hombre se volatiliza diciendo ... " puede trabajar tranquilamente ... " ¿ Nariz ? : intensa, cítricos, flor de limonero - ¿ Boca ? : bastante grasa, acidez bien domada, ligero amargor, mucha elegancia y muchas otras cosas más. Perfuma la lengua, el paladar y las fosas nasales durante unos minutos. El único pero es que este blanco se parece a muchos y no tiene un perfil específico. ( PVP : 23, 50 €  )

Dorado limpio y brillante.
Nariz de buena intensidad, limpia y siempre armónica. Buen equilibrio entre las notas aromáticas y minerales, con frutas blancas de hueso maduras, tonos herbáceos, especias, recuerdos de frutos secos, unos mínimos toques ahumados, en fin, hay frescura y complejidad.
En boca se muestra potente y estructurado, aunque la buena acidez que mantiene y su tono frutal y mineral compensan su carácter más graso y glicérico, es un vino personal y gastronómico que deja al final recuerdos de frutos secos amargos y tonos cítricos. Buena persistencia.
Contino blanco es un vino que va mejorando año tras año y lo cierto es que este 2010 está muy logrado por que se busca un balance entre grasa y frescura, entre aromática y austeridad. Sin duda un vino muy versátil en la mesa y que confirma ese renacimiento del blanco riojano de calidad que estamos viviendo. Unos 18 euros, buena RCP.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar