Viña Tondonia Reserva blanco 1993

Vino Viña Tondonia Reserva blanco 1993

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
95
Puntuación Media:
9,0
Calidad-precio:
8,9

Bodega: R. López de Heredia Viña Tondonia ( Haro )
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Blanco
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 12,00%
Varietales: Viura 90% y malvasía 10%.
Precio aproximado: De 20 a 29,9 €
Descripción

Elaboración: Permanece durante 6 años en barricas de roble americano y durante al menos 9 años en botellero antes de ser comercializado. Embotellado sin flitrar.

Varietales: Viura 90% y malvasía 10%.

9 Opiniones de Viña Tondonia Reserva blanco 1993

De color amarillo dorado, algo oscuro, limpio, reflejos dorados y ambarinos. Mucha sensación de grosor, lágrimas amplias, permanentes.

En nariz está dominado por la fruta madura y un matiz licoroso y avainillado que trae el brioche, orejones, carne de membrillo, cítricos dulces, limón escarchado. Barrica menos intrusiva de lo habitual y completamente integrada al conjunto. Despuntan suaves notas especiadas a semillas de cilantro, cúrcuma, laurel, que van ganando poco a poco más presencia. Suave, cremoso, aromático, directo, sin grandes artificios pero cumplidor.

En boca es carnoso, seco, corpulento. Muy buena acidez que da paso a un conjunto de enorme madurez con recuerdos de fruta en sazón. Adictivo, sabroso, redondo. Algo menos complejo que otras añadas pero compensado por su inmediatez. Se bebe con gran placer. No parece un vino con grandes posibilidades de envejecimiento pero sin dudas se disfruta como en pocas ocasiones.

Más información del vino: http://vinosclasicos.blogspot.com.es/2013/07/vina-tondonia-1993-blanco-reserva.html

     López de Heredia siempre ha sido fiel a su filisofía e ideario : elaborar vinos de larga crianza respetando la tradición más pura de La Rioja, sin preocupación alguna por las modas. Este blanco del 93 - de color oro viejo - ha sido concebido para narices refinadas y paladares chapados a la antigua. Su perfume recuerda a los albaricoques pasificados, al pan de cera, a los granos de comino y a la madera resinosa. La entrada en boca es fresca, viva, frutal - membrillo compotado y agua de limón - la textura levemente grasa, el postgusto persistente y complejo : notas de aceituna verde, de cilantro y de almendra amarga. Destila nobleza, belleza y autenticidad. ( PVP : 25 € )

Dorado con brillos ligeramente cobrizos. Nariz de potencia media dominada por aromas a laca, barnices y piel de cítricos. Con el tiempo aparecen recuerdos de gominola de piña y mantequilla. En boca es ligero, con acidez comedida, notas amargosas y final con ciertos toques salinos. Le falta la frescura y complejidad de la botella abierta hace un par de meses, pero aún así me ha parecido un vino muy agradable.

Primera experiencia con un blanco de larga crianza y el resultado no ha podido ser más satisfactorio. Botella abierta con una hora de antelación.

Amarillo dorado con mucho brillo. Excelente nariz de potencia media-alta, dominada por confitura de limón, flores blancas, laca y miel. También aparecen aromas, más tenues, de melocotón, aceituna verde, ahumados, bollería y piel de naranja. Con el tiempo aparecen y ganan poco a poco peso aromas de barniz y ebanistería, pero sin perder por ello la fresca sensación inial de confitura de limón.

En boca es también fresco, producto de una acidez sorprendente, además de sedoso y de cuerpo medio. Larguísimo final, con sensaciones amargas, cítricas y ligeramente salinas. Vino con mucha vida por delante, con una frutalidad que hace que cueste creer que vaya camino de la veintena.

Dorado brillante lagrima densa y rápida.
En nariz piel de limón seca, flores blancas, nueces, bollería, lacas, ahumados y notas minerales.
En boca es muy agradable, con buena estructura, graso pero fresco. Citricos, muy mineral, nueces, toques herbaceos y un final largo con toques frutales y ahumados.

Siempre que puedo sorprendo a mis amigos con una botellita de un blanco bien peculiar.

Oro en copa y madera en nariz, frescura y vejez en boca hacen de este un vino muy especial. Aromas citricos, florales y notas de larga crianza, lo increible es lo que le queda por madurar en botella para volverse grande.

Y todo por 15€. Un vino que todos deberiamos catar en algun momento.

Dorado intenso. Limpio y con mucho brillo. Gran lágrima.
Los aromas al principio tardan en definirse, ya que un cierto olor a corcho parece taponar todo lo demás. Con una adecuada aireación el corcho se va difuminando, y nos vamos encontrando flores blancas, cítricos, bollería y almendras.
En boca observamos un cuerpo alucinante; gran peso que no resta frescura al conjunto, ya que la acidez es extraordinaria. Volvemos a identificar los cítricos y las flores, y además aparecen sabores a hierba húmeda, madera vieja y miel.
Final de gran recorrido, con recuerdos amargos y especiados.
Gran vino que no hace sino demostrar la gran calidad de la bodega. Llega un momento en que no eres capaz de pronosticar la vida de estos blancos, pues la acidez y la juventud que te encuentras es tremenda, y encima evolucionan muy lentamente. Unos 19€, un chollazo.

Oro pesado. Aromas densos entre pieles de naranja y algun ahumado. Bantante glicérico, notas mentoladas (anises tambien), bastante goloso, fresco pasa estupendamente. me ha parecido un vino aun no listo para su disfrute total -como son los vinos de LdH-, dotado de buen paso y acidez. Final seco y amargo agradable. Esperamos nueva cata para dentro de un mes con otras añadas de Tondonia y otras viuras. Veremos qué pasa.

De color amarillo ambar con ribete dorado, aspecto untuoso, con lágrima marcada.
Nariz compleja con predominio de frutos de hueso y cáscara, piel de naranja confitada, almendras, olivas verdes y negras. Fondo de barniz.
Boca madura, fresca y untuosa , ligeramante oxidativo, fruta compotada, orejones, maderas viejas, piel de limón y flores secas. Paso carnoso, amplio, con volumen, de acidez agradable y final especiado. Postgusto largo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar