La Vinya del Vuit 2008
Vino La Vinya del Vuit 2008
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Graduación (vol):
14,50%
Varietales:
Cariñena y Garnacha.
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 50 a 99,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
9.12
/
96
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
5,0
ELABORACIÓN
Crianza de 20 meses en barricas de roble francés Allier.
OTROS VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA
Opiniones de La Vinya del Vuit
OPINIONES
6

Color cereza intenso, ribete violáceo, capa media-alta, fina lágrima suavemente tintada. Fruta bien madura en nariz con intensos tostados aún muy marcados y que llegan a ser algo molestos pero que se suavizan gracias a las notables notas balsámicas de mentolados y regaliz de palo, toques especiados, buena mineralidad que se traduce en recuerdos de licorella mojada, espliego y tomillo de fondo; al cabo de un buen rato surgen notas de cueros y tabaco, toques de hidrocarburo y una nube intensa de brasas. En boca tiene una potente entrada, bien astringente, marcada estructura en todo su recorrido con nervio, buena acidez y mineralidad, intenso, especiado, buena textura, amplio, goloso y muy persistente. Final largo, postgusto de fruta madura y retronasal ahumado y mineral.

Una inmensidad de sensaciones que con un poco más de botella y madurez será algo sublime más adelante.

Más info en: http://www.elvi.net/2012/05/05/la-vinya-del-vuit-2008/

color picota con ribete morado y lagrima abundante y espesa
aromna de frutas muy maduras, tabaco, especias y minerales
en boca es muy potente y con gran acidez notándose los minerales en el ultimo momento.

Decantado por más de dos horas y consumido a lo largo de cuatro más para ver su evolución.

Visual: Oscuro de los que dan miedo, ribete cardenalicio. Lágrima fina y muy densa que no llega a tintar la copa.
Nariz: Muy expresivo, frutal, compacto, especiado, tabaco, hojas secas, tinta china.
Paladar: Mucho cuerpo, frutal, taninos presentes, madera muy bien integrada a pesar de su juventud, deja una ligerísima sequedad en la parte final, final que es largo largo.

Vista: picota, capa alta, ribete violáceo, lágrima densa, abundante y prácticamente transparente
Nariz: tabacos, cedro, caja de puros, pimienta, tinta china y fruta madura pero casi en un segundo plano. Mineral
Boca: goloso, sedoso, suave con buena acidez, frutal y mineral. Bastante largo.

Es mucho decir lo de vinazo. Porque tenía a su lado que lidiar con unos señores tintos.
En esa tarde veremera del sábado pasado, apareció después de los blancos y el rosado que teníamos dispuestos en esa mañana para degustar y creo que a excepción del Clio 2008 que descorchamos al final y estuvo casi a la altura (sobretodo en nariz), se "merendó" literalmente a sus oponentes. De calle.
Decantado por lo menos una hora antes de llevarlo a las copas por primera vez.
En la copa ya denota espectáculo con un impresionante picota oscurísimo, negro, opaco. Un atractivo ribete morado, finísimo que le dá más lustre, si cabe, a semejante fase visual.
La nariz tiene una concepción extraordinaria. Compleja en extremo, bastante expresiva y que invita a la meditación y al disfrute olfativo total.
Es mineral (como no!! como buen Priorat); pero esto es lo de menos. Por que ahí no queda la cosa. Luce una madera muy bien integrada, atractiva, de calidad. Caja de puro, Cedro, hojas secas. Bosque húmedo. Seguimos: también tiene lácteos, especias (pimienta blanca) y algo de fruta madura, aunque está queda en un segundo plano ante tanto derroche de sensaciones.
Además, desde la primera hasta las últimas copas servidas, el vino no dejaba de evolucionar constantemente, demostrando todo un sinfín de detalles, que se corresponderían posteriormente en la fase gustativa.
Porque en boca cabe decir que completaba ese gran equilibrio del que hace gala.
Aquí sí se nota más la fruta. Sabroso, con una acidez y un tanino de calidad que, a estas alturas, restan muy integrados ya. Trago muy largo, al igual que la longitud que demostró en el paladar.
Una cosa muy a tener en cuenta de este Priorat tinto es que, a pesar de ser una añada muy joven todavía, está increíblemente bebible ahora mismo. Y es que se disfruta de verdad.
Todo no puede ser de color de rosa en la vida y alguna puntilla se le puede sacar: el precio. El vino está tremendo, pero claro, sus más de 70€ que se deben de pagar por él creo que pueden pesar a la hora de adquirirlo.
Pero, eso sí es cierto, si se valora la calidad que demuestra el vino, no defrauda nada.

Color cereza picota practicamente opaco, ribete amoratado con lágrima densa y abundante.
Después de una larga hora de decantación, hace muestras de una nariz intensa de aquellas que te dice que en boca posiblemente esté tremendo, frutas muy maduras y alta mineralidad, notas especiadas y suaves recuerdos a tinta china y caja de puros.
En boca entrada con caracter y amplio recorrido lo decia su nariz "tremendo", rica fruta que se ha traido pegada la pizarrosidad de la zona añadiendose una madera muy bien integrada, rico final con una prolongada persistencia.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar