De capa caida

El vino ya muestra ante nuestros ojos un cierto cansancio.
En nariz el comportamiento también va apuntando en esa dirección, con notas oxidativas impropias en añada tan reciente y no tratándose de un vino elaborado con una variedad con esta tendencia, aunque yo creo que este vino tiene algo de garnacha, por lo menos la añada 2006 si lo tenía.
En boca lo percibo deslabazado, sin virtudes aparentes, algo duro en el paso de boca, como del montón.
No creo que repita hasta que vea añadas más cercanas, aunque en el mercado sólo veo este 2007 como si estuviera de saldo.
Lo mismo pasa con su hermano Tres Patas 2007.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar