Color guinda con robete violáceo, de capa media.
Nariz de buena intensidad, en la que se aprecia muy bien la madera. Al trabajar la copa surgen un montón de aromas, frutos rojos, tostados, especias (anís estrellado e hinojo), balsámicos...
En boca es goloso, suave, con unos taninos correctos y una astringencia leve. Postgusto largo.
Un gran vino.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar