Alma de reboreda 2005
Vino Alma de reboreda 2005
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Dulces y Generosos
Graduación (vol):
13,00%
Varietales:
100% treixadura, creo
Precio aproximado
Precio Aprox:
Desconocido
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
9.15
/
96
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
7,0
Opiniones de Alma de reboreda
OPINIONES
3

En inicio me deja entre noqueado y despistado, encuentro un punto salino que me retrotrae a un palo cortado. Es intenso, muy fino, surge con fuerza un punto tostado de cereal, de hierba seca, de esparto. Va girando poco a poco y se torna más aromático, complejo. Hay una fina crianza, notas cremosa de la madera, sin cansar, sin dominar. Surge la fruta confitada, pan de higos y un fino alcohol.

En la boca entra con un sabor puro y dulce, cuando crees que lo paladeas, de la mano de una expresión cítrica bestial, el vino se torna fresco y jugoso, no compiten, se conjugan y elevan al vino a lo más grande. Es puro placer, largo, intenso, jugoso, cremoso. Deja recuerdos de café, caramelo soriano...

Tenia ganas de pillar este dulce gallego, lo que habia oido hablar de el siempre era alabandolo y ahora se que es verdad, es una joya de dulce, aunque el precio es algo caro.
En principio en nariz nada mas abierta la botella los aromas predominates son los de madera, para nada desagradables, enseguida salen aromas de naranja confitada, higos y amielados, aromas de barniz.
En boca destaca la gran acidez y la fruta escarchada, es denso, la lagrima no cae, para nada empalagoso, sabroso y con un final largo donde se entremezclan la acidez con el dulzor amargo.

De color ámbar con destellos anaranjados.
En nariz es una manzana roja muy madura o caramelizada o de esas de feria. Sutiles amielados y tostados finos, especias dulces. Herbáceos muy frescos como hinojo o anisete.
En boca es donde nos desborda: entra dulce, pero no demasiado; acidez increíble para un dulce español (de los que yo he probado); un fondo ligeramente amargoso muy elegante.
Para beber y beber y beber y beber y beber...
Qué suerte tenían las embarazadas de la aristocracia de la zona antaño...

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar