Una buena impresión

Tiene un color picota oscuro y una lagrima ligera pero bastante persistente. El primer aroma es suave y floral que se intensifica ligeramente en el segundo. Tiene buena entrada en boca, suave con sabores frutales y algo astringente. El retrogusto me deja impresión a madera y un cierto dulzor que no sé a qué se parece. Probablemente de la fruta. En resumen me parece un vino muy acertado y de facil tránsito.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar