Un año después...

descorcho otra botella de este interesante vino, y me encuentro con una muy agradable sopresa, el vino se encuentra en un momento excepcional y yo diría que casi mágico.

La nariz una verdadera maravilla, con variedad y sobre todo suavidad, expresividad y leves toques de elegancia.

Pero donde ha mejorado muy considerablemente es en la boca, el paso se encuentra totalmente equilibrado y con mucho empaque, muy atractivo desde que entra en boca, hasta el final, amplio con gran calidad y toques sedosos, el retronasal recuerda casi total a la nariz yel final es largo, muy largo y tiene una gran persistencia y sobre todo deleita.

Me creo que es un Pintia 2006, ya que lo he abierto y comprobado y degustado, desde el principio al final, pero se encuentra en un estado tan superior, que se puede codear e incluso superar a un Victorino o un Numanthia.

La puntuación me ha salido un 955, le quitaré medio punto por el corcho, que ha sido casi un desastre.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar