Un buen vino.

Color cereza un pelin oscuro con borde granate de capa media.

Los aromas son de mediana intensidad y destacan los frutos negros y rojos con mucha madurez, flores, minerales, finos tostados, toques especiados y de monte bajo, buena la complejidad de la nariz, pero le falta potencia.

En boca es fresco y frutal, el paso de boca con buen equilibrio y cierto redondeo, los taninos vivos, el retronasal es correcto y el final largo y con regular persistencia.

Al principio bastante duro, hubo que poceder a su decantación durante una hora, a partir de hay comenzó a abrirse y se obtuvieron buenas sensaciones, sobre todo en la boca. En general la boca mejor que la nariz, por su equilibrio y vivacidad, ademas de una buena expresividad frutal. No fué una añada excelente, pero el vino se bebe muy bien y durará unos cuantos años más.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar