Vino Imperial Reserva 2001: Un clásico


Color rojo picota con ribete cardenalicio y lágrima densa, lenta y ordenada. Limpio y brillante. Capa media-alta.
Nada más descorcharlo, los aromas predominantes son los frutales. Después el vino se torna más complejo y detectamos diferentes notas. Fruta negra no muy madura, tostados, ahumados, algún cuero, bosque y una buena dosis mineral.
Boca refinada y muy clásica. Estupenda acidez, alcohol compensado, paso sutil, taninos domados. Sabores a moras, cerezas y tierra húmeda.
Final de intensidad media, con trazos frutales y terciarios.
Un vino que año tras año nunca falla. No se puede esperar de él ni más ni menos.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar