Cava Kripta Gran Reserva 2003: La botella ya da a entender que no es un cava más...


Un color dorado claro brillante, burbuja gruesa pero no muy abundante.
Nariz inetensa pero delicada, manzana roja dulce recién cortada.
En boca me restulta agradable, muy rico, una acidez muy controlada: sin duda no es un cava como otro cualquiera, se nota la barrica bien elaborada, muy buena estructura y buena persistencia. Catado con un foie fresco al PX y unas kokotxas.
Está claro que es un gran cava, con una sobresalente elaboración, (el mejor que yo he probado), pero por el precio que me costó (49 euros), hay espumosos que me gustan más. Quizá me lo esperaba 'mas champagne'. Fenomenal vino de todas formas.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar