Casi cinco meses después.....

disfruto otra botella de este extraordinario vino.

Los aromas no son muy intensos, pero si elegantes, la mineralidad muy presente y las frutas igual, aunque un poco en segundo término, toques de tostados y balsámicos, muy bien la nariz.

La boca es muy semejante a las últimas verificaciones, el paso de boca totalmente equilibrado y redondeado, yo diria que afinado, los taninos ya noblotes y no se ven con mucha vida, la acidez ha bajado algo y el final es largo y con mucha persistencia.

Seguro que las botellas que me quedan, creo que son dos, me las beberé rápidamente, aunque puede durar en forma otros 3-5 años.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar