Vino Pingus 2003: Solamente con descorchar la botella, emanan aromas y sensaciones


Solamente con descorchar la botella, emanan aromas y sensaciones escalofriantes. Se decantó sobre 7 horas antes del consumo.
En un primer contacto con la copa se deja ver un color cereza muy madura, impenetrable a la vista y con la lágrima muy comedida, que parece resbalar lentamente por mi difunta copa Riedel..
No se como describir tan magno aroma, parece no haber suficientes términos para hacerlo. Todo un conjunto de olores integradísimos uno con otro, de los cuales se reconocen las frutas rojas, los pétalos de flores variadas, un cafe tostado magnífico, y el toque mineral, bien reconocido del silex y pedernal.
A cada aproximación de la copa a la nariz se ponen los pelos de punta!
En boca que decir, entra sedoso, sin angulos ni estridencias, todo un placer de tacto, SUBLIME! El tanino está presente pero, de tan suma finura y sabrosura que enamora los sentidos. Puedo decir, que es el vino mas largo que he probado hasta la fecha,y según estilos, el mejor de mi pobre e inculta vida de catador..!
Agradecido locamente a esa alma amiga/hermana que me proporciono tan grato recuerdo en una noche de nieve!

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar