Vino Viña Ardanza Reserva 1999: De los clásicos que nunca defrauda....aunque se hace mayor


Color granatoso de capa media y lágrima fina que no tinta la copa, con ribete teja y presentando posos al final de la botella.
Presenta aromas de media intensidad, con madera en primer plano, notas de crianza, cuero, tierra mojada, suaves espécias y cierta apreciación licorosa.
En boca se presenta como son estos clásicos, con nobleza, franco, de medio cuerpo, elegante, ligeramente licoroso, equilibrado y bien conjuntado, con un notable final y agradable persistencia.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar