Vino Viña Ardanza Reserva 1999: Clasicismo riojano


VISTA: Anaranjado en bordes y rubí teja en el centro. Capa media-baja.
NARIZ: De potencia alta y predominio de los aromas de reducción. Fruta roja desecada, orejones, almizcle, cuero, pimienta y vainilla. Agradable. Se percibe la acidez de la uva ya en nariz.
BOCA: Gratísima acidez en el paso de boca que lo hace fresco, pero con mucho nervio y buen esqueleto en su estructura. Buen tacto y alta persistencia. Retrogusto de frutos secos y fruta roja escarchada.

Uno sabe lo que hay en estas botellas antes de su descorche...regularidad, clasicismo riojano y calidad. El mérito de estas creaciones es innegable por lo bien que les sienta la reducción en botella y la excelente carga de acidez que transmiten en boca, por muchos años que tenga la botella si está bien conservada. Corcho notable. Gracias Ramón!

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar