Vino Contiempo blanco seco 2004: Color amarillo pajizo ligeramente cobrizo. Aroma exhuberante, de gran


Color amarillo pajizo ligeramente cobrizo. Aroma exhuberante, de gran intensidad que recuerda a los buenos Ruedas: melocotón, hierbas aromáticas, menta, alguna nota de carácter mineral y quizá una puntita de alcohol. En boca tiene muy buen cuerpo, equilibrio, fresco, es graso y untuoso, con un caracter ligeramente más mineral en retronasal que en nariz (y que lo distingue de los vinos de Rueda). Final muy ligeramente amargo y muy buena persitencia, largo. Excelente.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar