Un brut particular.

Amarillo pajizo-dorado.

Cítricos con notas de bollería, ofrece notas de frutos secos (almendra tostada), con unas elegantes notas florales y matices minerales. Potente y elegante.

En boca es amplio y cremosos, con una estupenda acidez típica de un vino sin "dosage". Bastante largo, se trata de un brut con mucho carácter, muy serio y seco, muy vino. Algo más caro que los bruts al uso. Claramente, un vino para comer; su estructura y acidez permiten ofrecer un contrapunto, por ejemplo, a platos con crema.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar