Vino Conde de Valdemar Finca Alto de Cantabria 2002: Amarillo con reflejos dorados. Aromas de buena intensidad a fruta;


Amarillo con reflejos dorados. Aromas de buena intensidad a fruta; melocotón, con notas de bergamota, flores blancas y apuntes salinos. En boca se presenta seco, con buen cuerpo, ligeramente astringente. Persistència media.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar