Vino Conde de Valdemar Finca Alto de Cantabria 2002: Dorado. Tiene una nariz intensa, golosa, con volumen y profundidad, en la


Dorado. Tiene una nariz intensa, golosa, con volumen y profundidad, en la que aparecen notas de regaliz, fruta blanca, toques de queso azúl, toques de fruta con hueso (albaricoques, nísperos) y suaves tostados. En boca tiene cierto peso, con buen ataque, con notable acidez, que le reporta frescor, buen desarrollo y notable recorrido. Muy rico, por poco más de 6€ es una compra excelente. Ganará con algo más de botella aunque la madera está ya prácticamente integrada.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar