Vino Conde de Valdemar Finca Alto de Cantabria 2002: Decantado 30 minutos. Dorado intenso, muy brillante y de aspecto oleoso.


Decantado 30 minutos. Dorado intenso, muy brillante y de aspecto oleoso. Aroma a fruta ácida, melocotón, albaricoque, con notas florales y levemente especiadas, sobre un discreto fondo anisado y ahumado. Nariz de baja intensidad pero muy interesante. En boca es muy seco y untuoso. Gran sensación de fruta ácida y cítricos, acompañada de notas de madera (sin imponerse). Fresco, con buena estructura y mejor acidez, con un carácter poco maduro y expresivo, más bien tirando a sobrio, pero con mucha seriedad. Final cítrico y frutal (fruta ácida), con notas florales, especiadas y algo de madera. Buena persistencia. Buen vino, muy serio y personal. Posiblemente mejore en botella. Buena compra por 6,8€.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar