Vino Callejo Reserva 1995: Con el fin de ahogar nuestras penas por no asistir al Encuentro abrimos


Con el fin de ahogar nuestras penas por no asistir al Encuentro abrimos una botella de este vinode tonos guinda, de capa media y reflejos atejados. En nariz aromas complejos en los que predominaban los terciarios (cuero, animales), frutas en licor y especias.
En boca se muestra aún vivo, manteniendo cierta tanicidad, fácil de beber, de trago largo y equilibrado, que cayó en compañía de unos canelones rellenos de ternera de morucha y pimientos de Fresno de la Vega.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar