Vino Pedro Ximénez 1827: El Toro


Caoba marrón profundo, con mucha lágrima densa y untuosa.

Aromas de yodo, toffe, café, cacao, avellana. Limpio y pronunciado.

Dulce y de media acidez, alcohol medio. Sedoso, con intensidad pronunciada a toffe, caramelo, miel, naranja,avellana.

Largo y de mucho cuerpo.

La textura es densa, con cremosidad. Un vino de efecto directo, con buenísimo equilibrio y con gran intensidad.

Armonía con helado de vainilla y coulant de café.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar