Mar de Frades 2020

Como siempre, botella original y atractiva que anuncia el origen y carácter del vino.

Color amarillo pajizo, limpio, dorado y brillante.

Intensidad olfativa media-alta. Predominan los aromas a melocotón, albaricoque, pera y algo de levadura, con notas tropicales y cítricas.

En boca predomina la frescura, salinidad, mineralidad y los cítricos. Acidez larga pero nada estridente.

Me gusta este vino. Sobrio, seco, mineral, cítrico, ácido, y sobre todo… elegante, y laaaargo. Te cuesta dejar de beber ya que un sorbo invita al siguiente.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar