San Román 2017 2017
Vino San Román 2017 2017
FICHA TÉCNICA
Bodega
Maurodos
D.O./Zona
Pais:
Francia
Tipo de Vino:
Tinto
Crianza:
Con crianza
Graduación (vol):
14,50%
Varietales:
Tinta de Toro
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 20 a 29,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
9.36
/
97
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
9,1
Opiniones de San Román 2017
OPINIONES
5

Color picota con notas oscuras-violáceas.

En nariz es una maravilla, lo primero que aparece son las notas frutales, se detectan inmediátamente las negras y las rojas, notas balsámicas que no molestan, leves toques ahumados y sobre todo tostados, las notas minerales y ahumadas también se detectan, pero ya más suavemente, en general una nariz muy sobresaliente y una garantia que favorece enormemente.

La boca es sensacional, eso si, lo primero que recomiendo es una muy buena decantación, como minimo dejar airearse durante una hora u hora y media, los taninos vivos y nobles, el retronasal magnifico, el paso de boca, una vez aireado, casi totalmente perfecto, el retronasal igualmente sobresaliente, con muchos de los buenos arómas de la nariz, el final es bastante largo y sobre todo tiene una muy buena persistencia.

No me quiero meter con nadie, pero que alguien lo califique con menos de 9, me resulta muy extraño.

 

Picota oscuro con ribete violáceo. Capa alta.

Muy buena intensidad. Fruta negra madura, regaliz, cacao, caja de puros ebanistería, frutos rojos, notas mentoladas. Mejora a medida que se va abriendo.

Muy buen ataque. Elegante, con una ligera astringencia que desaparece al rato, envolvente, buena acidez. Muy buena amplitud. Postgusto largo afrutado con notas de madera.

Fantástico con unos callos a la madrileña.

Vista: Rojo picota oscuro con reflejos violáceos, de capa alta y con el ribete estrecho apenas diferenciado en tonos granate. Limpio y brillante. Lagrima abundante, ancha, densa y de caída lenta que tinta la copa. 

Nariz: Intensa, profunda, penetrante, persistente, derrocha finura y elegancia, compleja y con buena definición. Nos reciben aromas de frutos rojos, maduros y dulzones, que arrastran un deje licoroso, dando paso a maderas nobles, cedro, ebanistería, crema pastelera, vainilla y cacao.

Boca: Sorprende con una entrada suave y delicada, como diciendo "vamos a conocernos poco a poco". Va creciendo en intensidad y volumen hasta hacerse muy grande y colmar la boca, pero sin resultar agresivo, con un tacto sedoso de los que crean afición, conjugando con maestría potencia con finura y elegancia. Recorrido muy largo, redondo y equilibrado, con acidez y alcohol bien proporcionados que aportan frescura a un conjunto maduro y concentrado, permitiendo que el paso de boca no resulte pesado. Taninos de lujo, intensos pero bien integrados, que le dotan de una enorme estructura y profundidad. Fruta y madera de altísima calidad y bien integradas nos deleitan, formando un conjunto de enorme disfrute. Frutos rojos, cerezas y arándanos, con un toque alicorado que los hace más golosos y apetecibles, dan paso a guindas escarchadas y endrinas maceradas. La madera los envuelve en capas de crema pastelera, nata, tofe, chocolate negro y cacao, conduciéndonos a un postgusto intenso y persistente, que nos deja una impronta de bombón de licor y sensación plena.

No hay novedad, la calidad de siempre. Tal y como se espera entrega más de lo que cuesta, añada tras añada, con una fiabilidad absoluta. Nos tiene, para bien, mal acostumbrados, no por eso debemos caer en la tentación de dejar de resaltar sus enormes virtudes. Para mi es un referente, no solo en su DO, si no en toda España, y un ejemplo a seguir en cuanto a la relación calidad/precio.

¡¡BRAVO!!

Con empaque y con raza, de eso no hay duda. Lo que pasa es que ha ganado en finura. La fruta es más roja, más delicada, la madera no se nota tanto, tampoco el alcohol, el tanino no es tan feroz y notamos algo más de frescura, quizá sea porque esa materia prima esté menos madura. En todo caso, conserva su garra y su personalidad. Un vino complejo y lleno de matices. Para mí sigue siendo la referencia en la zona.

Picota oscuro, ribete violáceo, capa alta. Limpio y con brillo.

Profundo y complejo. Fruta negra, regaliz, eucalipto, tabaco de pipa, ebanistería, chocolate amargo... Nos vuelve a recordar en esta fase a los sanromanes de la última década y media. Torazos masculinos y sin complejos.

En boca es un vino potente, pero con una acentuada frescura. Alcohólico, pero tampoco tanto; muestra un voltaje tan alto en el resto de sus matices, que el grado sólo es un elemento más del conjunto. Con la madera, que también se nota, ocurre lo mismo. Mora, grosella, cigarrillo, balsámicos, cacao, sangre... Amalgama de notas sello de la Casa.

Final largo e intrincado.

Un 2017 de largo recorrido que no ha hecho más que empezar a andar y que vuelve por sus fueros: si el 2016 nos maravilló por su finura, su deje delicado y floral, con éste, volvemos a reencontrarnos con la esencia de lo que es San Román.

 

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar