Bobal sedoso

Rojo picota intenso con ribete teja, capa alta, limpio, lágrima densa y muy lenta.

En nariz se manifiesta profundo, intenso, aromas a frutas del bosque con un fondo balsámico.

En boca, tiene una entrada potente, es denso, con un taninos muy redondos, notas a fruta madura, cerezas o similares y con un postgusto bastante largo.

Es un vino que es fácil de beber, pero que no dejará indiferente a nadie.

 

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar