Vino Éric Texier Brézème “Vieille Serine” 2012: Muy fino pero con escasa identidad


Picota con borde todavía muy pálido. Con un minúsculo poso y sin demasiado brillo. Capa baja. 

Rosas, fruta roja, frutos del bosque, algún toque acético, apuntes punzantes, ahumados y balsámicos, algo de madera vieja, pero poca y mineralidad.

Boca fina, especiada, perfumada y pedregosa. Muy bien de acidez, perfil vertical y austero, escaso alcohol y casi nula presencia maderosa. Eso sí, en cata ciega no habría sacado ni la zona ni tan siquiera el tipo de uva; me habría marchado de cabeza al Loira.

Final primario de duración media.

Está rico, procede de una única viña de 80 años de edad y va sin sulfitos añadidos. Aunque es un vino natural, lo he notado bastante estable.

 

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar