Rosado que sorprenderá

Botella bonita, etiqueta que me recuerda a la época medieval.

Visualmente es limpio y brillante, rosáceo claro y muy atractivo.

Aromas a fruta roja, pero a su vez desprende olores muy cítricos, especialmente limón.

En boca tiene una entrada untuosa pero elegante, debido a una excelente acidez que le aporta una gran frescura.

Frente a la gran mayoría de rosados que he probado, sorprende por su intensidad en nariz y boca, aspecto que suele pasar totalmente desapercibido en los rosados estándar.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar