En esa Casona me quedaría bien a dormir!!!

Mi primer vino cántabro ¡¡¡si no me equivoco!!! Y me ha gustado mucho. Y eso que la mezcla de varietales me sonaba rara, como la del Ekam.

Y en nariz me ha empezado a ganar, con muchísima frescura y fruta, con fruta de hueso, melocotones, suaves toques de piña, manzana, notas amieladas muy suaves, toques como de hidrocarburos sutiles, notas herbáceas, flores blancas, tirando a las de azahar, matorral y unas notas minerales de fondo. Fresca y con peso la nariz, frutal y elegante.

En boca sigue por los mismos derroteros, con esa fruta madura con un toque dulce, que se compensa con unos toques cítricos y que da como resultado una boca muy muy fresca. La acidez es deliciosa, con buenos amargores y unos herbáceos y mentolados muy refrescantes. Notas de mantequilla, amieladas, flores, matorral y un toquecillo juguetón de pimienta. Redondo y delicioso.

Me ha gustado mucho y me ha sorprendido más!

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar