Un ciclón de frescura

Porque sí que viene fresco, sí....

Con una nariz llena de fruta negra y roja, con fresas ácidas, pero también maduras, arándanos, ciruelas, suave corteza de naranja y con toques de matorral, balsámicos, de especias picantes y una suave vainilla. Tiene toques de tierra húmeda, de pinocha, mineralidad, con toques ahumados y unas suaves notas de cuero. Notas sutiles de madera. Es muy muy fresco, con unos toques florales y golosetes que van surgiendo para completarlo.

En boca tiene una entrada fresquísima, con una madera que no está marcada, un tanino con un toque rústico, pero muy educado y un chorrazo de fruta fresca en sazón. La acidez es muy buena, con esos amargores y toques cítricos refrescantes. Las notas de regaliz le dan un plus más, que con los ahumados, las especias picantes, esos toques golosos y las flores, hacen que sea un vino muy muy sápido y gastronómico, fragante en su postgusto y que ahora está en un momento muy muy bueno.

No sé qué tal crecerá, pero tiene una buena acidez y fruta para evolucionar. A mi me gusta ahora, y más con estos calores.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar