Vino Cederberg Chenin Blanc 2017: Muy varietal y original.


Pajizo con destellos verdosos. Nariz con toques vegetales y herbáceos, anisados y con un fondo mineral de piedra caliente. Hay flores blancas, piedra de rio, cítricos, notitas cremosas y tostaditos, con una sensación final de verdín de alberca. En boca es muy fresco, algo delgado y fugaz en el paso que se antoja mineral y astringente como el hueso del albaricoque y la piel del melocotón. Un vino de nariz muy llamativa al que le falta más botella para su desarrollo sensorial terciario, y probablemente de la serie valeriánica.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar