La Tía Paquita

Cómo me cuida.... porque es dulce, sabrosa y muy cariñosa.

Fruta roja y negra madura, mermelada de fruta del bosque, balsámicos, flores, aceituna negra.... Una nariz intensa, compleja, con ese balance entre fruta madura y balsámicos, con toques florales, vegetales, ahumados, matorral mediterráneo, con pimienta negra y nuez moscada. Es un auténtico perfume.

La boca es carnosa, jugosa, fresca, con un montón de fruta (cómo se nota esa parte de maceración carbónica), con las especias picantes, esa aceituna negra amargosa y picantilla y una regaliz refrescante. Flores a cascoporro, ahumados, ese toque de bosque mediterráneo y una buena acidez redondean este vino tan sabroso, elegante y que se bebe sin darte cuenta. Fresco y frutal ¿Se puede pedir más? Sí, que además tiene una buena tensión, que no se vuelve dulzón con cada copa, sino que ese carácter fresco se mantiene.

Una auténtica joyita mallorquina.

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar