Me sigue llevando a su Finca

Porque me parece un vino rosado muy fresco, provenzal, con alma de blanco y muy muy gastronómico. Quizá esta añada tiene un punto más dulce.

La nariz tiene frambuesas, flores, toques de chuche de regaliz roja, cítricos suaves, manzana, notas herbáceas y una ligera mineralidad. Algún apunte de alcohol da cuando sube un poco la temperatura y polvos de tocador.

En boca es fresco, directo, con una buena acidez y amargor cítrico. Las notatas de chuche le dan un toquecillo goloso, que se une a esos herbáceos y unas notas anisadas. Suave toque alcohólico, que junto con las flores y esos cítricos, te da la sensación en el postgusto de toallita de limón y flores. Muy untuoso y te limpia la boca, lo que hace que sea un vino muy gastronómico. Buena estructura que te hace pensar que puede crecer en botella, pero ahora mismo es adictivo.

Me encanta este vino por su versatilidad y porque tiene un estilo diferente y marcado.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar