A la dulce garnacha!

Dulce y cálida, sureña y alcohólica... Un vino que es goloso y que sin comida se hace pesadote.

La nariz tiene endrinas en licor, fruta roja muy madura, casi mermelada, tostados, tabaco puro, ahumados, balsámicos, flores marchitas, especias dulces y picantes, matorral y notas suaves lácteas, como de caramelo de fresa.

En boca la graduación se nota, con mucha calidez, cremosidad, untuosidad. La fruta está en licor, madura, especiada, con los balsámicos dando un toque fresco y los apuntes ahumados otorgándole complejidad. Es largo, floral, con apuntes tostados y mentolados. 

Me ha parecido demasiado cálido, alcohólico, pero la fruta es de buena calidad. No sé si será la añada o la botella.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar