Vino Naia 2002: Color amarillo dorado algo pajizo y verdoso, muy brillante y limpio.


Color amarillo dorado algo pajizo y verdoso, muy brillante y limpio. Aromas de intensidad moderada, muy limpios de melocotón fresco y hierbas finas, hay un toque de mineralidad o piedra muy interesante. En boca es muy fresco, casi cítrico, con cierta unutosidad y cuerpo. Con un final muy moderadamente amargo y con notas de fruta muy verde. Correcta persistencia. Casi 8 euros, un precio algo elevado para lo que nos acostumbra Rueda y que se justifica sólo parcialmente. En cualquier otro lugar tendría una buena RCP.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar