Vino Matsu El Pícaro 2016: Sigue picarón y muy golosón!!!!


Bueno, más que golosón, sabrosón y muy frescote.

Fruta, balsámicos, especias picantes, ese grano de café y yogurcete de moras... Nariz jugosa, pero fresca y con ese toque de fruta aún crujiente, con toques ahumados y de monte bajo. Es que sigue aún jovencita y con margen de mejora. No ha evolucionado casi nada de la cata anterior, quizá ha tirado a un lácteo más cremosos y una fruta un poco más madura, pero es que sigue llena de vida.

Y la boca, pues lo mismo, no ha evolucionado casi nada, con esa acidez afilada, esa fruta madura, pero con su punto crujiente, cacaos, amargores, tostados, especias picantonas, ese toquecillo de yogur y un tanino rugoso, pero más amable con ese añito más. Fruta de calidad.

A ver hasta dónde llega, porque ahroa sigue tan vivo como el primer día, quizá con menos toques vegetales.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar