Vino Tombú 2016: Un rosado muy "cachas"


Visual: Rosáceo- rojo fresa. Limpio y brillante, lágrima abundante lágrima gruesa. Glicérico.

Olfativa: Fruta roja fresca, chuches de fresa (caramelos "picota", regaliz rojo...), notas de bollería, nata y algún balsámico en forma de mentolados. A pesar del aumento de temperatura mantiene una más que notable frescura en nariz y el alcohol aparece pero sin resultar agresivo.

Gustativa: Cremoso, denso, opulento, frutal, amplio y con un buen postgusto, ligero amargor final. Acidez justa para que no se desmorone, sostiene, pero no da sensación de aguantar mucho más, con lo que es un vino para beber ahora.

Me ha gustado, un vino muy gastronómico, y que yo creo que armoniza con casi cualquier plato. 

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar