Thémera Roble 2015

Vino Thémera Roble 2015

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
93
Puntuación Media:
8,6
Calidad-precio:
-

Bodega: Thémera
D.O./Zona: D.O. Ribera del Duero
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 13,50%
Varietales: tempranillo
Precio aproximado: Desconocido
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Crianza de 6 meses en barrica

Varietales: tempranillo

6 Opiniones de Thémera Roble

Color rojo picota con reflejos violáceos y capa media.
Nariz de intensidad media-alta con protagonismo frutal (fruta roja madura), sobre fondo lácteo refrescada por balsámicos mentolados. Con oxigenación la fruta se concentra en azúcares dándonos notas de caramelo duro, aparece la lavanda y pinceladas tostadas.
En boca tiene un ataque dulce que moldea y suaviza su personalidad tánica. Quizás destacan demasiado los tostados pero teniendo en cuenta que es un 2015, tiene recorrido para ensamblarlos. Notas amargosas y una buena acidez le dan complejidad y fresura, es largo y persistente.

Visual: rojo picota de capa media-alta.
Olfativa: fruta roja, dulzor, notas florales, violetas, tostados y notas especiadas.
Gustativa: buenas tardes, goloso, elegante, buena acidez y largo.

El vino Thémera 2015 tiene color rojo picota puro con ribete azulado y capa media.
En nariz se muestra exuberante de fruta roja en sazón sobre fondo ferroso y con aromas balsámicos de pino. Con oxigenación aparecen delicadas notas de violetas, tostados finos y un toque de especia dulce.
En boca tiene un tanino marcado pero bien ensamblado. Sabor dulce, casi goloso, equilibrado por notas amargosas, destacan los lácteos y los torrefactos sobre la fruta. Es amable y su acidez le aporta frescura.

Color violáceo de capa media-baja.

En la fase olfativa salta la fruta roja madura, y la fruta negra de hueso. Notas balsámicas, sobretodo la hoja de pino y toque de mentol. Agradables notas torrefactas.

En boca posee unos taninos muy trabajados, resaltan los torrefactos. Muy fresco y con una correcta duración.

Visual:

Picota con ribete violáceo, cubierto de capa y lágrima acuosa.

Olfativa:

La nariz es extremadamente fresca. Buen peso frutal con fruta roja en sazón, lácteos, el balsámico del pino, flores moradas, unos finos tostados y caramelo duro.

Gustativa:

En boca es curioso. Bien dotado de fruta negra, especiado, balsámico, goloso, punto amargo, buena acidez y largo en boca. La madera sobresale sobre la fruta pero no incomoda.

La copa se llena de un intenso aroma frutal donde la roja gobierna con alevosía y la negra se defiende. Punto balsámico de hoja de pino y de linimento, junto a un rasgo floral de violetas y a notas tostadas y algo terrosas, que terminan unidas con las especias dulces...

La entrada en boca es redonda se muestra en inicio con un toque algo dominante del tostado de la barrica, con notas a toffees, café y caramelo. Se pega, si bien, no empalaga. Suave dulzor gracias a la personalidad del amargo y del tanino, se complementan, agrada y conduce al vino hacia el trago amable y sereno, aunque en mi opinión, algo estereotipada por la crianza en barrica, resta protagonismo al poderío frutal.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar