Agora Genuino crianza 1999
Agora Genuino crianza 1999
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Graduación (vol):
13,00%
Varietales:
100% Tempranillo
Precio aproximado
Precio Aprox:
Desconocido
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
7.12
/
86
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
-
Opiniones de Agora Genuino crianza
OPINIONES
13

Cata virtual. Tiene un color picota brillante muy limpio y atractivo. Las primeras sensaciones en nariz son interesantes, de bastante equilibrio y de aromas muy francos, y con buena intensidad. Se nota la fruta roja madura, los torrefactos de la madera bien integrados, canela, notas compotadas, fruta en licor, recuerdos de toffe. En boca mantiene también un buen equilibrio, cuerpo medio. La entrada tiene un punto de acidez, pero abre enseguida el camino a un paso por boca suave y con buena persistencia. Aparece al final algo de astringencia pero sin ser molesta. Aparecen notas de cacao en el retronasal y notas especiadas (canela).

Color cereza capa media alta, ribete violáceo. Para empezar, aroma dulzón de fresa artificial (chicle bazooka), láctico y especiado (¿canela?), que evoluciona a intenso cacao colamalteado. Dulce y de acidez desequilibrada en la boca, parece que uno está tomando un cóctel Alexander, con apuntes medicamentosos. No es muy persistente.

Rojo picota de capa media con ribetes lila o violaceos.
Al abrirlo desprende aromas animales que desparecen para dejar paso a trufa y posteriormente a canela y chocolate. En boca es algo alcohólico, con un exceso de acidez y presencia de taninos. Postgusto largo y algo dulzón por la presencia de fresa (chicle). Vino correcto, sin grandes pretensiones

Color rubí claro, con algo de teja, lágrimas marcadas, capa media. Olores a hoja de higuera, terroso, madera de pino y eucalipto, levadura, eter. En boca es picante, equilibrado, cuero, aterciopelado, sabrosoy con un postgusto largo y suave.

Unos dias despues, conservado con Vacuvin el vino ha mejorado ostensiblemente. En nariz tiene la madera mejor integrada. Mantiene una acidez importante pero ha ganado estructura y persistencia. El final a cacao y regaliz. Muy bueno.

Picota con ribete morado-lila. En nariz aparecen aromas de bollería, azucar glacé, vainillas. La nariz no es muy compleja pero es correcta. En boca es de paso ligero, rápido. Presenta una acidez equilibrada, con taninos ligeramente secantes que agradan. Postgusto algo corto, aunque deja un sabor al cabo de unos segundos goloso, que vuelve a recordar a panadería y bollería. En resumen, un vino bien integrado y compensado. Dulzón. De buen beber.

Rojo picota de media capa con tonos violaceos en el ribete. Al principio aromas de hospital y medicamentos,... ligeramente alcoholico... despues da paso a aromas de caja de puros, vainilla y canela, y al final aparecen aromas de fresas y frambuesas. En boca al principio predomina demasiado la madera, tapando el gusto frutal. Sin embargo, al airearse en copa va ganando en integracion en boca. Correcto.

Cereza granatoso con delgado ribete violáceo. Capa media. Glicérico.
Aroma a bollería, vainilla, mantequilla, frutillos del bosque, tostados y más ligeros a cuero y especies.
En boca es denso, suave, acompotado y con taninos amables. Mucha madera, ligeramente frutal. Largo postgusto a bollería y mantequilla.
Un vino de mediana estructura, muy sabroso y sobretodo muy goloso. Quizá adolece de acidez y taninos más duros.

Color picota de media capa, no muy límpido, pero correcto. En nariz mejora. Tonos tostados de madera, con vainilla, torrefacto, canela, almizclado, resina, humo, balsámicos, con bastante hinojo y anisados, cacao, cuero usado, tipo arnés viejo, algo de fruta, pero escasa. En boca es ligero, de medio cuerpo, con escasa estructura al principio, los taninos de la madera dominan, a medida que va tomando oxígeno el vino experimenta un cambio importante, condicionando la estructura, que se crece. Es muy amable, con un buen alcohol que afina el paso. El final es amargoso, muy tánico, dominado por un tanino seco que proviene del tostado, y que a medida que se oxigena, tb se afina, ganando el vino en largueza y persistencia. Un 6, 8 al principio, un 7,7 en estos momentos.

Picota de media capa. El vino resulta golosón, tanto en nariz como en boca. Su aroma es algo empalagoso con toques de vainilla, canela, chocolate y moras muuy maduras. En boca tiene un buen paso, es denso, sin aristas, de buen recorrido y de nuevo algo empalagoso. Un vino con buena relación precio/calidad susceptible de maridarse con algún plato exótico e incluso no chocaba con un postre semidulce, supongo que por la golosidad que tiene.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar