Oloroso vestido de rojo

De color más oscuro de lo normal; un caoba oscuro con algún reflejo cobrizo; no parece muy viejo a pesar de su color, quizás unos 6-7 años de crianza oxidativa, con mucha lágrima, de carácter eminentemente seco, intenso y fragante en nariz, profundo, con notas muy expresivas de tostados, madera muy presente pero madera delicada, fina; frutos secos como las avellanas.
En boca es rotundo, potente, de nuevo el espíritu de vino seco se afianza en el paladar, sedoso y es muy largo, de gran final. Tiene un final de brandy, me atrevería a decir. Un gran oloroso, desde luego, muy recomendable por unos 9€, para el que quiera saber en qué escalón nos movemos.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar