Barrat-Masson "Fleur de Craie" Blanc de Blancs

Champagne Barrat-Masson "Fleur de Craie" Blanc de Blancs

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
96
Puntuación Media:
9,3
Calidad-precio:
8,5

Bodega: Barrat Masson
D.O./Zona: Champagne AOC
País: Francia
Tipo de vino: Espumoso
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 12,00%
Varietales: Chardonnay
Precio aproximado: De 30 a 49,9 €
Descripción

Elaboración: Se trata de un chardonnay 100 % (Blanc de Blancs), que surge de suelos calcáreos, fermentado y envejecido 9 meses sobre lías, tanto en depósitos de inox como en barricas viejas de diferentes tamaños, con una crianza de 30 meses en botella y degollado manualmente.

Varietales: Chardonnay

4 Opiniones de Barrat-Masson "Fleur de Craie" Blanc de Blancs

Porque con este champagne no es que juegues a una ruleta rusa, sino que juegas mucho con él y te diviertes, porque es fresco, cortante y radical, como dice Gondorff.

La nariz está llena de mineralidad, de polvos de tocador, cítricos, con herbáceos, manzana granny smith, pera de agua, flores blancas, mineralidad otra vez... Y ya de fondo, encuentras algún aroma de levaduras, de panadería. Conforme va ganando temperatura, la mineralidad se acentúa más y la fruta se muestra más madura, con esas notas panaderas jugando con notas más dulces de bollería. Pero la frescura no se va en ningún momento.

En boca tiene una acidez cortante, con una burbuja tumultuosa, pero pequeña y que se funde en el paladar. Cítricos presentes, junto con la fruta blanca de hueso. Balsámicos, esas notas minerales marcadísimas y ese polvo de tocador, se mezcla, cuando sube temperatura, con las notas de panadería y bollería, que le dan un pequeño contrapunto dulce. Flores, matorral y unos sutiles anisados redondean una boca fresca y que te dice que le queda cuerda para rato, pero que ahora es adictivo y delicioso.

Una maravilla de espumoso, que me temía que estuviera más joven de lo que creía (degollado en marzo de 2018), por su burbuja abundante, pero que me ha encantado.

Dorado claro. Limpio y sin excesivo brillo. El gas es denso.

La nariz está muy apretada y, prácticamente, lo único que muestra son indicadores cítricos, anisados, mentolados y pedregosos. Veinticuatro horas más tarde, los aromas siguen igual, sólidos como una roca.

En boca lo primero de lo que nos damos cuenta es de que realmente este es uno de esos vinos que hacen salivar. La acidez es máxima, los toques a limón muerden las encías y la madera o el alcohol no acompañan para amortiguar el golpe.

Final mineral y secante.

Un Champagne de una radicalidad total. Apto para platos grasos y contundentes.

Degollado en mayo de 2018.

 

Degollado en junio de 2017.

Corcho que sale perfecto y que se expande rápidamente. Huele muy bien.

Visual

Amarillo pálido limón con reflejos dorados, burbuja fina y muy abundante que sube acompasadamente en varios rosarios, limpio y brillante. (9)

Nariz

De bastante intensidad pasada la fase de efervescencia carbónica, fruta blanca de hueso madura, flores blancas y amarillas, heno, herbáceos, mineralidad, algunos balsámico-mentolados y, sobre todo, notas de bollería y, en especial, de brioche. (9,1)

Muy buena nariz, compleja, elegante, equilibrada y definida (aunque algo más madura de lo esperado). 

Boca

Ataque frutal, fresco y sabroso, de excelente acidez, bastante envolvente y expansivo en boca, de media densidad, buen cuerpo y estructura. La burbuja se nota fina y muy bien integrada aunque quizás unos meses más de botella le vengan aún mejor. 

El paso por boca es mineral y muy agradable aunque algo más maduro de lo que esperaba también.

El final es largo, con fruta blanca amargosa, algo de cítricos, herbáceos, notas minerales y balsámicas en un retrogusto redondo y muy satisfactorio con la burbuja muy bien integrada en el conjunto; en vía retronasal aparecen notas mentoladas, florales pero, sobre todo, de levaduras, bollería y brioche que lo rematan estupendamente bien. (9,2)

Excelente Blanc de Blancs que está en muy buen momento de consumo y, por una parte, le daría algo más de botella pero, por otra, viendo la madurez de la fruta (algo mayor de la que esperaba), me inclino por tampoco darle mucho más tiempo (a lo sumo 3-4 meses).

PVP que ronda los 37-41€ según la tienda. Buena RCP para su tipología (blanc de blancs).

Transparente. Limpio, brillante y con una copiosa burbuja.
Aromas a manzana verde, cítricos, hierbabuena y mineralidad. Nariz muy nítida, juvenil y con mucha lozanía.
Delicioso en boca: joven, frutal, refrescante y armonioso. De trago largo con 12º que no se notan nada y una madera inexistente. El carbónico, impetuoso en un primer momento, va diluyéndose poco a poco. Notas primarias donde continuamos con la manzana, la piel de limón, algo de bollería y las piedras.
Final de intensidad media que limpia el paladar.
Un Champagne franco y delineado. No conocía al productor y me ha encantado. De corte ligero y femenino, como diría un amigo, es perfecto para beberlo por palets.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar