Vino Latria 2012: Montsant muy rico de excelente RCP


Botella bordelesa alargada. Cápsula que sale entera agarrando y estirando con la mano (con un poco de fuerza y maña). Corcho de buena factura para la tipología de vino que es. Poco bañado en vino rojo picota por el interior. Huele bien.

Visual: rojo picota acerezado de capa media-alta, ribete violáceo-granatoso-transparente que denotan la aún juventud del vino con casi 4 años, limpio, brillante y de buena y abundante lágrima.

Nariz: de buena intensidad a fruta roja pero, sobre todo negra, bastante madura ya, especias, balsámico-mentolados potentes, lácteos potentes, hierbas de monte, maderas finas, cedro, mueble nuevo, algunos barnices, toques minerales (pizarra), notas a tostados, torrefactos, café negro y cacao amargo. Buena nariz. Al principio es algo más escueta, pero si se la deja tiempo y oxigenación, da buenos y abundantes registros.

Boca: entrada de ataque de buena potencia, frutal (fruta roja y negra maduras), algo cálido, con muy buen fondo de maderas, pastel de crema (sobre todo cuando se calienta de más), especias y balsámicos en retrogusto. En el paso por boca notamos un vino fluido de entrada, mineral, pero que, luego, en el final, con su amargor y corpulencia, deja un rastro bastante largo y ligeramente alcohólico. Acidez media tirando a media-alta (aunque no va sobrado debido a sus 14.5% y su corpulencia). Tanino bastante potente y pulido pero todavía con margen para terminar de redondear un poco (aunque está muy bien para tomar ya). Es un vino expansivo: que entra en boca fácil y parece joven pero que luego se amplía y gana en densidad, complejidad y potencia. El final es bastante largo, amargoso y amplio, donde se nota mucho en retrogusto esa fruta negra muy madura, esos torrefactos, ese cacao amargo, esos balsámicos y ese fondo de maderas, especias, regaliz y más balsámicos torrefactados en la retronasal.

Un buen vino del Montsant con una RCP excelente. No es un vinazo pero sí es un vino con muy buenos mimbres. Para su precio no es posible ofrecer más. Sólo le noto unos cuantos defectillos menores: algo cálido de más (le vendría bien un punto de acidez mayor), un poquito alcohólico (puntitas de alcohol) y tanino por terminar de redondear con, quizás, 6-12 meses más de botella. Por lo demás, es un estupendo vino con 4 años y, aunque no está pensado para una larga guarda, sí le veo hechuras para aguantar bien, al menos, 2-3 años más de vida en botella.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar