Vino El cordero y las vírgenes 2012: Personalidad


Color picota oscuro, menisco vinoso, capa alta, limpio, brillante, buena lágrima.
En nariz intensidad alta de aromas de fruta negra y roja muy madura, licorosa, especias (pimienta negra), maderas nobles, chocolate, regaliz negro; complejo y en tono goloso.
En boca es intenso pero elegante, con cuerpo pero fácil de beber, mucha fruta muy madura, goloso, redondo, justa acidez, taninos bien integrados, buena estructura. Buena persistencia final.

Un gran vino con personalidad hasta en el nombre de la bodega y del vino.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar