Vino Cordillera Carmenère 2008: Carmenere nere....


DIA 21
Apertura de botella recibida (NACEX) el día 21 DE ENERO 2015, tras 1 intento.

Botella con estilo TORRES en Chile. No aporta nada nuevo ni moderno, quizá la cápsula blanca, o habré visto pocas, y el detalle de la llama en ella y el escudo andino. Es la gama de vinos Cordillera.

Corcho: Muy mal, Se rompe la mitad, se desmenuza. Imposible extraerlo completo con el sacacorchos. Hacía muchos meses que no me pasaba. Mucho tiempo, pero por probabilidades ya tocaba y tenía que ser con esta botella. La he abierto y decantado en el interés de ver como un vino de la añada 2008 evolucionaba en cata durante 24 horas, pudiendo sacar todo su jugo, tras sus 6 años en botella.

El vino al principio y en un primer contacto, tras decantarlo doblemente en 2 decantadores, para limar impurezas del corcho desmenuzado y eliminar aromas de reducción y acético, demuestra notas aromáticas lácticas y medicamentosas. El vino creo que no está bien. Una pena, pues lo he dejado decantado más de 2 horas, para ver como se comporta el día 22. Uva Carmenere perdida, sin un sabor agradable.

Color rojo aframbuesado, ribete violáceo. Limpio, pero con restos finos de corcho que no pude filtrar untuoso, y denso.
En nariz medicamento, acético, sulfuros, volcánico, …agreste. Algunas flores lejanas. Aprecio muy levemente en fase olfativa montebajo, tomillo y animal (establo, Caballo, Cebra, Uro,…). Es una fase apagada.
En boca, tánico, denso, especiado, pimentado. Desequilibrado.

DIA 22, LA CATA VIRTUAL
Capa media, pero algo alta si es. Color rojo vivo, con ribete violáceo tornasol, pareciendo más joven. Un vino denso que 
a primera instancia, está igual que ayer, pero con un aspecto algo rústico (ahí coincido), y con acético muy subido en su aroma. 
 Lágrima densa y llora lenta. Mi ribete brilla, es elegante y algo lila. Al rebozar el decantador en un paño de servilleta blanco, la mancha que queda (se usa en laboratorio) es violeta, al igual que el lila que me ha quedado en el trapo de vino al caerse ayer....tornasol disminuido.

NARIZ
El aroma es el mismo que ayer, acético y con recuerdo medicamentoso. Algún toque vegetal, como hojas secas, tabaco, cacao. Todo seco y amargo. MI evolución es larga, pues lleva abierto 24 horas y es una Carmenere justita. He probado Carmeneres de buen precio y mucho mejores, más lindas y limpias en registros. Tiene el corte Torres Chile,....un poco a granel.

La madera se apodera, junto al vegetal, a la fruta, que no es lo que prima claramente. Notas de humo leve, tabaco de hoja seca y de cava de luxe de aeropuerto ( de puros). No es lo que me esperaba, y merece la pena volver a catar otra botella. Puntas de flores (rosas) y piruleta de fresa, pero muy al fondo, con profundidad.

BOCA
Boca intensa desde un principio, con un ataque maderizado y con ligeros sabores de fruta roja pero con licor medicamentoso, licoroso, café y un retrogusto vegetal amargo y secante en exceso. Cacaos amargos puros en retrogusto y olfacción retronasal. Bosque, tomillo, especias, pero no muy equilibrado. La acidez no la noto, pero el vino se ha conservado y si es así, debería evolucionar en 3 días.

COMENTARIO
No veo adecuado que por ser de Chile, el terroso, secante, maderas, y sin acidez, sean nobles. Entiendo que deben darle una vuelta de tuerca y quizá sea el coupage de la Carmenere. No encuentro más en el vino. Quizá mi botella no esté perfecta.


Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar