Vino Imperial Gran Reserva 1966: Y que vivan los hijos del 66 !!!!


Hoy tenemos entre manos uno de esos vinos que nos causaba muchísima expectación y además es de mi año. Un viejuno de los grandes, entre 1 y 2 años en grandes tinas de roble, 10 años de crianza en barricas y entre 3 y 5 más en los calados de la bodega (y casi como una broma en su contraetiqueta figura como vino de crianza...sí , de 15 años!!...). Intentamos abrir la botella con el abridor de lamas y por mi gran torpeza el tapón se nos fue al fondo. Aventura de sacar el líquido, luego el corcho y después volver a introducir el vino en la botella. Aireación forzada ):. Lo dejamos respirar por espacio de tres horas y media y procedemos a su valoración a 17°C.

VISUAL: Posee un intenso color rojo picota, brillante, limpio y de una increíble capa alta, espectacular!. Ribete en tonos rubí algo atejados. Sin lágrima apreciable en la copa (99).

OLFATIVA: A copa parada encontramos aromas frutales a mermelada de higo y ciruelas pasas. Si agitamos el vino aparecen notas especiadas de canela, herbáceos de hinojo y té negro junto con unos deliciosos y frescos balsámicos (eucalipto). Al rato emanan apuntes minerales de arcilla húmeda, fúngicos de trufa negra acompañados por un desfile de terciarios, cacao en polvo, tabaco inglés y un fondo de maderas finas de mucha calidad, roble y abedul. Tras cuatro horas de aireación su intensidad no es muy alta pero su complejidad sí (92).

GUSTATIVA: En boca está hecho un chaval, con mi edad, pero mucho mejor conservado… Ataque imponente, alta acidez y taninos espectacularmente pulidos. Tacto sedoso y un tanto carnoso, con mucho cuerpo, imponente su equilibrio y prestancia. Se adhiere con suavidad al paladar dando una sensación de tremenda amplitud. Redondo por los cuatro costados con un retronasal frutoso que recuerda a un coulis de fresa y con elegantes apuntes amaderados. Persistencia de tres minutos y 10 segundos con un post-gusto alucinante, mineralidad, fruta, madera... lo tiene todo y en total armonía. Es un vino de increíble amabilidad y a la vez intenso y potente, perfectamente conservado y con posibilidad de guarda por otros 10 años mínimo. Nos queda otra botella así que la intentaremos guardar para confirmar lo sospechado. Memorable vinazo este Imperial de una añada poco conocida pero no menor con un resultado colosal (97). 

La RCP fue excelente. Conseguí no hace mucho dos botellas por 36 euros cada una.

MARIDAJE: Nos tomamos este vinazo en tres ocasiones. Con un T-Bone de 600 grs al romero, con unos solomillitos de cerdo a la naranja y con el habitual surtido de ibéricos de los lunes para terminarlo. Con la carne de res fue bárbaro, apuntes sanguíneos y herbáceos perfectamente compenetrados con los recuerdos acompotados y minerales. En el caso del solomillo a la naranja tremendo disfrute; sabores cítricos y cárnicos maridando sensacionalmente con las notas especiadas y balsámicas. Y el remate para alucinar! La combinación con el jamón y los embutidos ibéricos fue apoteósico, especias, notas grasas y animales y mucha madera... armonía absoluta y una gozada para los sentidos .... y que vivan los hijos del 66 !!!! 

Salud-os!!

Recomendado por 2 usuarios
  1. #1

    Expatriator69

    Fotos:

    • Brutal ese color con 53 años

    • A 17°C

    • Vino de crianza... ):

    • Con el T-Bone al romero

    • Con los solomillitos a la naranja

    • Con el embutido

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar