Vino Sameirás 1040 2012: Madera muy bien trabajada


Dorado limpio y brillante.
Buena intensidad en nariz donde predominan los aromas varietales del albariño con un tenue registro floral, frutas blancas de hueso, un marcado fondo herbáceo y de piel cítrica y un cierto tono de frutos secos y ahumados. Con el aire surgen trazas minerales. Siempre con un aire primario y una madera integrada.
En boca es un vino muy equilibrado entre grasa y frescura, con una madera claramente mejor trabajada que en añadas anteriores, buena acidez y un paso amable y con peso, dejando en el final recuerdos frutales, cítricos y ahumados, quedando un posgusto de fruta amarga. Bastante largo y muy armónico.
Un vino que cada año vemos que va creciendo dando protagonismo a una uva de gran calidad y con una madera menos protagonista, se nota un poco en la mayor concentración del vino pero suma y no resta, además tiene toda la pinta de ir mejorando con un tiempo más de guarda. Muy buen vino del amigo Antonio Cajide. Unos 16 euros.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar