Vino Arzuaga Reserva Especial 2010: Arzuaga Reserva Especial


En la copa se muestra grande, especiado, tramado con la fruta negra en compota, incluso roja. El vino esta en un momento en el que se mira hacia adentro, esta cerrado que no huraño, alberga un universo de mineralidad, de tostados, de frescura y profundidad de forma fina y singular. Como en el reserva del 2010 la añada marca y define, redondea y matiza, con algo más de rotundidad.

En la boca el vino a su paso marca y señala, define, diría que hasta sentencia. Hay un poder de la fruta sorprendente, alardeado por el de la crianza, con finas especias, y ese fondo mineral. Desea vivir en la botella para sacar al genio dentro de unos años y sorprender a más de uno, si bien y sin que sea un pecado, ahora se disfruta con ganas.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar