Gracias

Nos surgió la oportunidad de probarlo, no la desaprovechamos y no nos defraudó... Un poco con miedo al principio, la etiqueta ya amarilleaba, un poco con respeto y pudor, lo decantamos y lo fuimos catando. La primera copa tímida pero dejandose querer, sensual, sin perder el rubor picota, y poco a poco desplegando todas sus armas personales, .... Frutas rojas, cacao, balsamicos, tostados, florales ....... en boca carnoso, jugoso, potente, largo,.... No esperabamos menos. Gracias a Rene e Isabelle que nos enseñaron con cariño la cuna del mogador, y nos dejaron probar con asombrados ojos esos apasionados juegos de uva, muchas gracias.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar