Vino Kame Muscat 2013: Dulce que sorprende


Hay dos cosas que sorprenden en la nariz de este vino, la primera que no es muy dulce ni mucho menos empalagoso, destacando la fruta blanca del melón. La segunda es un agradable e inesperado fondo mineral.

En boca es frutal, con un ataque poderoso, casi potente, y un punto efervecscente. Termina con recuerdos de la cobertura dulce de pastillas.

Vino dulce muy recomendable por calidad pero sobre todo por lo inesperado de sus aromas y sus sabores.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar